Oct

2

Las demandas de desahucio aumentan un 36% pese a las señales de recuperación #BuscoPisocasa

Las demandas por despido caen un tercio en Valencia y los concursos de acreedores un 21%

Si la actividad de los juzgados proporciona información del pulso de una sociedad, las señales que emiten los de Valencia son contradictorias respecto al inicio de la recuperación económica. Pedro Viguer, decano de los jueces valencianos ha informado este jueves de que las demandas por despido se redujeron entre enero y julio un 33%. Los nuevos concursos de acreedores disminuyeron un 21,7%. Y, en general, la entrada de asuntos en el conjunto de los órdenes judiciales experimentó “un claro descenso” en los primeros siete meses del año. Un cambio de tendencia que Viguer ha atribuido “a que empezamos a ver la luz al final del túnel de la crisis” y al efecto disuasorio de las nuevas tasas judiciales que, recordó, se hallan recurridas ante el Tribunal Constitucional.

Al mismo tiempo, las consecuencias de la recesión siguen dejándose sentir en el número de demandas de desahucio, que se dispararon un 36% en las que tienen como origen el impago de las hipotecas, hasta alcanzar las 964. Las que provienen de resolución de contratos de alquiler permanecieron estables, con 943. En total, 1.907 desahucios en siete meses solo en los juzgados de Valencia.

En la misma línea de ambigüedad de los datos, Viguer ha indicado que las ejecuciones de otros títulos no hipotecarios, como los créditos personales, cayeron un 8%. Mientras que las reclamaciones por preferentes y otros productos financieros complejos, prácticamente desconocidas hace unos años, han seguido entrando a un ritmo alto hasta sumar 3.500 entre el año pasado y la primera parte del actual, con un repunte de más de 200 casos en julio, el último mes computado.

Los últimos coletazos de la crisis también están detrás, según apunta Viguer, del aumento de las demandas de modificación de medidas en los juzgados de familia —por ejemplo por cambiar las condiciones del pago de pensiones entre cónyuges—. El aumento, del 7%, se debe también, señaló el decano, a la entrada en vigor de la Ley de Custodia Compartida.

Los asuntos de casi todos los demás ámbitos judiciales descendieron. En Penal, un 6,5%; en Violencia contra la mujer, un 9,3%, y en Contencioso-administrativo, un 8,1%. En Mercantil, un orden en el que el aumento de las tasas ha tenido un efecto menor, la bajada fue sólo del 1,1%.

El decano ha vuelto a poner sobre la mesa la falta de adaptación tecnológica de los juzgados. “No existe el expediente electrónico. No hay posibilidad de presentar escritos vía informática. Los sistemas informáticos de cada comunidad autónoma son incompatibles entre sí, al igual que el sistema de los juzgados y de la Fiscalía de Valencia, lo cual es bastante lamentable”. Viguer ha destacado, en cambio, el rápido aumento del uso de las videoconferencias y del sistema de mediación como alternativa a la vía judicial, sobre todo en los juzgados de familia.

Si te ha gustado este artículo puedes completarlo dejando un comentario o bien puedes suscribirte al feed y recibir las entradas futuras en tu lector de feeds.

Comentarios

No hay comentarios todavía.

Deja tu comentario

(requerido)

(requerido)