Sep

21

Atención a los síntomas de su coche: cómo prevenir que la avería acabe en tragedia

Leves vibraciones, pequeños ruidos… A veces, detrás de estos síntomas de su coche aparentemente sin importancia se oculta el inicio de una avería que, si no se le pone solución con rapidez, podría llegar a romper el motor, la caja de cambios o, incluso, provocar un accidente. Le explicamos cómo identificarlos y cómo puede solucionar el problema en cuestión. Información facilitada por Autofácil.es.

Pastillas de freno
El síntoma
1.- Cuando pisa el pedal de freno, se enciende el testigo de las pastillas en el cuadro de mandos -si su coche lo tiene-; en algunos casos, se queda encendido permanentemente; en otros, luce sólo cuando se frena.
2.- También podría percibir un fuerte y desagradable chirrido cuando frena, como si un hierro rozase contra otro. Además, notará que el coche frena menos.

El motivo
En el primer caso, se está quedando sin pastillas de freno; en función de su conducción, podría realizar en torno a 1.000 km más, pero conviene sustituirlas cuanto antes. En el segundo caso, se ha quedado ya sin pastillas de freno, la parte metálica de la propia pastilla está rozando contra el disco. En cualquier caso, debe acudir al taller cuanto antes.

Qué puede ocurrir si lo ignora
Si se quedas sin pastillas de freno, la capacidad de frenada del vehículo se reducirá, al menos, en un 20% -recorrerá unos 15 metros más en una frenada a 100 km/h-. Además, terminará dañando el disco de freno y, en caso muy extremo, hasta la propia pinza de freno.

Coste avería: desde 60 euros

Coste de la catástrofe: desde 250 euros

Sustituir dos discos le costará, de media, 250 euros; si tiene que cambiar también las pinzas, superará los 600 euros. Por otro lado, normalmente se acaban primero las pastillas de una rueda, por lo que la frenada es bastante más inestable y existen más posibilidades de perder el control al frenar.

Aire acondicionado
El síntoma
Conecta el aire acondicionado pero la corriente que sale por las tomas de aire no está fría.

El motivo

El circuito cerrado de gas del aire acondicionado presenta una fuga.

Qué ocurrirá si lo ignora
En caso de no recargarlo, el compresor del aire acondicionado podría romperse por trabajar con una presión muy baja y perder lubricación. Si ocurre, habría que sustituirlo.

– Coste avería: 45 euros de media

– Coste de la catástrofe: desde 450 euros. Es lo que le costaría, de media, un compresor.

Volante bimasa
El síntoma

Cuando pisa el embrague para cambiar de marcha, nota unas fuertes vibraciones en el pedal y cuesta mucho insertar las velocidades.

El motivo
Está fallando el volante bimasa. En los motores diésel modernos, este elemento se encarga de amortiguar las vibraciones generadas por el motor y de permitir que el arranque, al soltar el embrague, sea mucho más suave y progresivo.

Qué puede ocurrir si lo ignora
Cada vez le costará más insertar las marchas, que ‘rascan’, y terminará dañando la caja de cambios.

– Coste avería: 1.200 euros de media

– Coste de la catástrofe: desde 3.500 euros por sustituir la caja de cambio por una nueva.

Turbo
El síntoma
1.- Nota que la respuesta del motor cae de forma brusca y muy apreciable.

2.- Escucha que el clásico silbido del turbo se convierte en un fuerte y extraño ‘rugido’ al acelerar.

3.- Cuando acelera, podría llegar a ver que sale una nube de humo por el escape.

El motivo

Se ha averiado el turbo. Deberá llamar a una grúa para llevar el coche al taller.

Qué puede ocurrir si lo ignora

El turbo está lubricado por el propio aceite del motor. Cuando se avería, ese aceite termina saliendo por el tubo de escape, algo que puede llegar a dañar el catalizador e, incluso, el filtro de partículas -si lo tiene; lo emplean gran parte de los diésel actuales-. Pero, lo peor ocurrirá en el caso extremo de que el motor se quede sin aceite suficiente para lubricarse: podría verse tan dañado que habría que sustituirlo por otro nuevo.

– Coste avería: de media 1.000 euros

– Coste de la catástrofe: de 700 a más de 5.000 euros

Además del coste del turbo, tendrá que sumar el del catalizador -700 euros de media- y, si lo lleva, del filtro de partículas -1.200 euros de media-. Si el motor llega a quedarse sin aceite y tiene que sustituirlo por uno nuevo, le costará desde 5.000 euros.

Refrigeración
El síntoma
1.- Descubre unas gotas de líquido -normalmente, verdoso o rosado- bajo el vehículo, en el suelo.

2.- Comprueba que el nivel de líquido refrigerante ha descendido -aunque no haya gotas en el suelo-.

3.- Observa que, en marcha, la aguja supera con claridad los 90-95ºC -o se acerca a la zona roja del reloj de temperatura del motor- o se enciende el testigo de sobrecalentamiento.

El motivo

Podría existir una fuga de líquido refrigerante. Primero, rellene el depósito con anticongelante -6 eyris de media la garrafa- y observe si el nivel vuelve a descender: si baja ‘de golpe’, deberá llamar a una grúa para llevar el coche al taller; si no, podrá continuar el viaje, pero es recomendable que revisen el vehículo cuanto antes en un taller.

Qué puede ocurrir si lo ignora

En un primer momento, dañará la culata. Si continúa y el motor se sobrecalienta mucho, podría llegar a quemarse.

– Coste avería: desde 60 euros. Depende de dónde esté la fuga; si es en un manguito, rondará los 60 euros. Si se debe a una fuga en la junta de culata -si es el caso, el motor puede consumir ese refrigerante, por lo que no verás restos de líquido en el suelo-, la reparación le costará desde 400 euros. También puede deberse a una avería en la bomba del agua; sustituirla cuesta 300 euros de media.

– Coste dela catástrofe: 1.500 euros de media

Varía en función de cuánto se averíe el motor. De media, 1.500 euros si hay que reparar la culata; pero, si el motor se sobrecalentase tanto como para tener que cambiarlo, desde 4.500 euros.

Lubricación
El síntoma
1.- Descubre que el nivel de aceite del motor ha descendido o aumentado demasiado.

2.- Si el nivel desciende mucho, se encenderá el testigo de aceite del cuadro de mandos.

El motivo

Si ha descendido, el motor ha consumido aceite -si ve manchas de aceite en el suelo, es que existe una fuga-. Mientras que no consuma más de 1 l/1.500 km, bastará con que rellene con aceite el cárter -si el consumo es mayor, conviene que lo valore un taller para ver si compensa reparar el motor, algo que le costará más de 800 euros-.

Sin embargo, ojo: en los coches equipados con filtro de partículas es probable que el nivel suba porque el motor aumenta durante unos minutos la cantidad de gasoil que se inyecta en los cilindros -de esta forma, se consigue que la temperatura del escape sea mayor y esas partículas se queman-, pero ese exceso de combustible también se filtra entre el cilindro y el pistón y se mezcla con el aceite, lo que podría ser un problema.

Qué puede ocurrir si lo ignora
Si el motor se queda sin aceite se gripará y tendrá que cambiarlo por uno nuevo. Si el nivel es excesivo, el aceite podría mezclarse con el carburante y dañar el catalizador y la válvula EGR. Además, si hay demasiada presión en el circuito de aceite, se podría estropear la bomba del aceite y esto podría provocar la rotura del motor.

– Coste avería: desde 30 euros. Rellenarlo, 30 euros de media -una garrafa de aceite-. Quitar aceite, unos 15 euros -lo extraerán con una máquina-. Si es una fuga, desde 60 euros.

– Coste de la catástrofe: desde 5.000 euros. Un motor nuevo le costará desde 5.000 euros . Cambiar el catalizador ronda los 700 euros de media y la válvula EGR, los 250 euros.

Inyectores
El síntoma
1.- Percibe pequeños tirones al acelerar y el ralentí del motor se vuelve inestable.

2.- Podría notar una pérdida de rendimiento del propulsor, que el consumo aumenta o que sale más humo del habitual por el escape.

3.- Se enciende la luz de avería del motor o del sistema de inyección. Se da, especialmente, en propulsores diésel de inyección directa actuales.

El motivo

Se ha averiado algún inyector. Acuda al taller cuanto antes.

Qué puede ocurrir si lo ignora

Depende de la avería exacta. En los diésel, en ocasiones, el inyector se queda siempre abierto, de manera que se está introduciendo constantemente combustible en el motor. Como la temperatura y la presión son muy elevadas, este inyector puede actuar como un soplete y fundir el pistón; esto puede provocar la rotura del motor.

– Coste avería: desde 300 euros. Si es gasolina, desde 300 euros por unidad -hay un inyector por cilindro-. Si es diésel, desde 450 euros/unidad.

– Coste de la catástrofe: desde 5.000 euros

Neumáticos con poca presión
El síntoma
1.- Comprueba que una de las ruedas está baja de presión.

2.- Cuando circula a alta velocidad, nota que el coche ‘tiende a irse’ hacia un lado.

El motivo
Un neumático está bajo de presión -o lo está alguna de las ruedas del lado hacia el que se desvía el coche; por ejemplo, si se va hacia la derecha, será una rueda de ese lado-. Debe consultar cuáles son las presiones indicadas por su fabricante -viene especificado en el libro de usuario, en la cara interna de la tapa del depósito de carburante o en el marco de alguna de las puertas- y ajustarlas -normalmente, la presión es de unos 2,0-2,2 bares-.

Qué puede ocurrir si lo ignora
En primer lugar, los neumáticos sufrirán un desgaste acusado e irregular. También aumentará el consumo de carburante hasta un 15%. Pero lo más grave para su seguridad es que puedes sufrir un reventón -si le ocurre, sujete el volante con fuerza, intente mantener la trayectoria y frene con suavidad para no perder el control de coche-. Además del riesgo de accidente, se pueden dañar varias partes del vehículo.

– Coste avería: gratis en una gasolinera

– Coste de la catástrofe: desde 70 euros. Cambiar los neumáticos vale desde 70 euros/ud. Si un neumático revienta, se pueden producir los siguientes daños: 1.- La llanta, al rozar contra el asfalto, puede arañarla, abollarla… -repararla, 60 euros de media-. 2.- A veces, la banda de rodadura provoca roturas en la aleta, en el paragolpes y hasta en el faro al desprenderse -desde 120 euros de media-. 3.- La propia banda de rodadura puede romper el latiguillo de frenos -repararlo, desde 60 euros-.
[Via El Economista]

Si te ha gustado este artículo puedes completarlo dejando un comentario o bien puedes suscribirte al feed y recibir las entradas futuras en tu lector de feeds.

Comentarios

No hay comentarios todavía.

Deja tu comentario

(requerido)

(requerido)